20 Versículos de la Biblia sobre la Unidad

Versículos Bíblicos sobre la unidad
Versículos Bíblicos sobre la Unidad – Reina Valera Contemporánea (RVC).

Salmos 133:1

¡He aquí, cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía! (Sal 133:1).

Eclesiastés 4:12

Uno solo puede ser vencido, pero dos presentan resistencia. El cordón de tres hilos no se rompe fácilmente (Ecl 4:12).

Mateo 18:20

Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo, en medio de ellos (Mt 18:20).

Mateo 23:8

Pero ustedes no busquen que los llamen “Rabí”, porque sólo uno es el Maestro de ustedes, y ése es el Cristo; y todos ustedes son hermanos (Mateo 23:8).

Hechos 1:14

Todos ellos oraban y rogaban a Dios continuamente, en unión de las mujeres, de María la madre de Jesús, y de sus hermanos (Hch 1:14).

Hechos 2:1

Cuando llegó el día de Pentecostés, todos ellos estaban juntos y en el mismo lugar (Hch 2:1).

Hechos 2:46

Todos los días se reunían en el templo, y partían el pan en las casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón (Hch 2:46).

Romanos 12:4-5

Porque así como en un cuerpo hay muchos miembros, y no todos los miembros tienen la misma función, así también nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a los demás (Ro 12:4-5).

Romanos 12:16

Vivamos como si fuéramos uno solo. No seamos altivos, sino juntémonos con los humildes. No debemos creernos más sabios que los demás (Ro 12:16).

Romanos 15:5-6

Que el Dios de la paciencia y de la consolación les conceda a ustedes un mismo sentir, según Cristo Jesús, para que todos juntos y a una sola voz glorifiquen al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo (Ro 15:5-6).

1 Corintios 10:17

Hay un solo pan, del cual todos participamos; por eso, aunque somos muchos, conformamos un solo cuerpo (1 Co 10:17).

1 Corintios 12:12-13

Porque así como el cuerpo es uno solo, y tiene muchos miembros, pero todos ellos, siendo muchos, conforman un solo cuerpo, así también Cristo es uno solo. Por un solo Espíritu todos fuimos bautizados en un solo cuerpo, tanto los judíos como los no judíos, lo mismo los esclavos que los libres, y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu (1 Co 12:12-13).

Efesios 2:13-16

Pero ahora, en Cristo Jesús, ustedes, que en otro tiempo estaban lejos, han sido acercados por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz. De dos pueblos hizo uno solo, al derribar la pared intermedia de separación y al abolir en su propio cuerpo las enemistades. Él puso fin a la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo, de los dos pueblos, una nueva humanidad, haciendo la paz, y para reconciliar con Dios a los dos en un solo cuerpo mediante la cruz, sobre la cual puso fin a las enemistades (Ef 2:13-16).

Efesios 4:3-4

Procuren mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz. Así como ustedes fueron llamados a una sola esperanza, hay también un cuerpo y un Espíritu (Ef 4:3-4).

Efesios 4:13

Hasta que todos lleguemos a estar unidos por la fe y el conocimiento del Hijo de Dios; hasta que lleguemos a ser un hombre perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Ef 4:13).

Filipenses 1:27

Sólo compórtense ustedes como es digno del evangelio de Cristo, para que ya sea que vaya a verlos, o que me encuentre ausente, sepa yo que ustedes siguen firmes, en un mismo espíritu y luchando unánimes por la fe del evangelio (Filipenses 1:27).

Filipenses 2:1-2

Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, completen mi gozo sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa (Filipenses 2:1-2).

1 Pedro 3:8

En fin, únanse todos en un mismo sentir; sean compasivos, misericordiosos y amigables; ámense fraternalmente (1 Pe 3:8).

1 Juan 1:7

Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús, su Hijo, nos limpia de todo pecado (1 Jn 1:7).

1 Juan 4:11

Amados, si Dios nos ha amado así, nosotros también debemos amarnos unos a otros (1 Jn 4:11).

Lee También:

Te ha sido de utilidad?
[Total: 7 Average: 5]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *