30 Versículos de la Biblia sobre la Salvación

Versículos Bíblicos sobre la Salvación
Versículos Bíblicos sobre la Salvación – Reina Valera Contemporánea (RVC).

Mateo 1:21

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados (Mt 1:21).

Mateo 7:13-14

Entren por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella. Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la encuentran (Mt 7:13-14).

Mateo 10:22

Por causa de mi nombre todo el mundo los odiará, pero el que resista hasta el fin será salvado (Mt 10:22).

Marcos 16:16

El que crea y sea bautizado, se salvará; pero el que no crea, será condenado (Mr 16:16).

Lucas 1:68-69

Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha venido a redimir a su pueblo. Nos ha levantado un poderoso Salvador en la casa de David, su siervo (Lc 1:68-69).

Lucas 2:10-12

Pero el ángel les dijo: No teman, que les traigo una buena noticia, que será para todo el pueblo motivo de mucha alegría. Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto les servirá de señal: Hallarán al niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre (Lc 2:10-12).

Lucas 19:10

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido (Lc 19:10).

Juan 3:17

Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él (Jn 3:17).

Juan 10:9

Yo soy la puerta; el que por mí entra, será salvo; y entrará y saldrá, y hallará pastos (Jn 10:9).

Juan 14:6

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí (Jn 14:6).

Hechos 2:21

Y todo el que invoque el nombre del Señor será salvo (Hch 2:21).

Hechos 4:12

En ningún otro hay salvación, porque no se ha dado a la humanidad ningún otro nombre bajo el cielo mediante el cual podamos alcanzar la salvación (Hch 4:12).

Hechos 16:31

Cree en el Señor Jesucristo, y se salvarán tú y tu familia (Hch 16:31).

Hechos 13:47

Ésa es la orden que el Señor nos dio, cuando dijo: “Te he puesto como luz para las naciones, para que lleves salvación hasta los confines de la tierra” (Hch 13:47).

Romanos 1:16

No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para la salvación de todo aquel que cree: en primer lugar, para los judíos, y también para los que no lo son (Ro 1:16).

Romanos 5:7-8

Es difícil que alguien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. Pero Dios muestra su amor por nosotros en que, cuando aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros (Ro 5:7-8).

Romanos 5:10

Porque, si cuando éramos enemigos de Dios fuimos reconciliados con él mediante la muerte de su Hijo, mucho más ahora, que estamos reconciliados, seremos salvados por su vida (Ro 5:10).

Romanos 10:9-10

Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para alcanzar la justicia, pero con la boca se confiesa para alcanzar la salvación (Ro 10:9-10).

Romanos 10:13

Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo (Ro 10:13).

1 Corintios 1:18

El mensaje de la cruz es ciertamente una locura para los que se pierden, pero para los que se salvan, es decir, para nosotros, es poder de Dios (1 Co 1:18).

Efesios 2:8-9

Ciertamente la gracia de Dios los ha salvado por medio de la fe. Ésta no nació de ustedes, sino que es un don de Dios; ni es resultado de las obras, para que nadie se vanaglorie (Ef 2:8-9).

2 Timoteo 1:8-9

Quien nos salvó y nos llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos (2 Ti 1:9).

Tito 2:11-12

Porque la gracia de Dios se ha manifestado para la salvación de todos los hombres, y nos enseña que debemos renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, y vivir en esta época de manera sobria, justa y piadosa (Tito 2:11-12).

Tito 3:5

Nos salvó, y no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo (Tito 3:5).

Hebreos 7:25

Por eso, también puede salvar para siempre a los que por medio de él se acercan a Dios, ya que vive siempre para interceder por ellos (Heb 7:25).

Hebreos 9:28

Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; pero aparecerá por segunda vez, ya sin relación con el pecado, para salvar a los que lo esperan (Heb 9:28).

1 Pedro 1:8-9

Ustedes aman a Jesucristo sin haberlo visto, y creen en él aunque ahora no lo ven, y se alegran con gozo inefable y glorioso, porque están alcanzando la meta de su fe, que es la salvación (1 Pe 1:8-9).

1 Juan 4:14

Nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo (1 Jn 4:14).

Apocalipsis 7:10

Y a grandes voces gritaban: La salvación proviene de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero (Ap 7:10).

Apocalipsis 19:1

Después de esto, oí en el cielo la potente voz de una gran multitud que decía: ¡Aleluya! La salvación, la honra, la gloria y el poder son de nuestro Dios (Ap 19:1).

Lee También:

Te ha sido de utilidad?
[Total: 7 Average: 5]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *