25 Versículos de la Biblia sobre la Preocupación.

Versículos Bíblicos sobre las Preocupaciones, afanes y ansiedad
Versículos Bíblicos sobre las Preocupaciones, Afanes y Ansiedad.

1 Samuel 30:6

Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas David se fortaleció en Jehová su Dios (1 Sa 30:6).

Salmos 37:5

Pon tu camino en las manos del Señor; confía en él, y él se encargará de todo (Sal 37:5).

Salmos 55:22

Tú, deja tus pesares en las manos del Señor, y el Señor te mantendrá firme; el Señor no deja a sus fieles caídos para siempre (Sal 55:22).

Salmos 56:3

Pero yo, cuando tengo miedo, confío en ti (Sal 56:3).

Proverbios 12:25

La congoja abate el corazón del hombre, pero una buena noticia lo alegra (Pr12:25).

Proverbios 16:3

Encomienda al Señor tus acciones, y tus pensamientos serán afirmados (Pr 16:3).

Isaías 35:4

Digan a los de corazón amedrentado: «Esfuércense y no teman. ¡Miren! Aquí viene su Dios, para castigar a sus enemigos como merecen. Dios mismo viene, y él los salvará» (Is 35:4).

Isaías 40:31

Pero los que confían en el Señor recobran las fuerzas y levantan el vuelo, como las águilas; corren, y no se cansan; caminan, y no se fatigan (Is 40:31).

Isaías 41:10

No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te sostendré con mi justiciera mano derecha (Is 41:10).

Mateo 6:34

Así que, no se preocupen por el día de mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. ¡Ya bastante tiene cada día con su propio mal! (Mt 6:34).

Mateo 10:19

Pero cuando ustedes sean entregados, no se preocupen por lo que han de decir, ni por cómo habrán de decirlo, porque en ese momento se les dará lo que tienen que decir (Mt 10:19).

Mateo 11:28

Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar (Mt 11:28).

Mateo 11:29

Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para su alma (Mt 11:29).

Mateo 13:22

La semilla sembrada entre espinos es el que oye la palabra, pero las preocupaciones de este mundo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, por lo que ésta no llega a dar fruto (Mt 13:22).

Lucas 10:41-42

Jesús le respondió: «Marta, Marta, estás preocupada y aturdida con muchas cosas. Pero una sola cosa es necesaria. María ha escogido la mejor parte, y nadie se la quitará» (Lucas 10:41-42).

Lucas 12:22

Después, Jesús dijo a sus discípulos: «Por eso les digo que no se preocupen por su vida ni por lo que han de comer, ni por su cuerpo ni por lo que han de vestir (Lc 12:22).

Lucas 12:29-30

Así que no se preocupen ni se angustien por lo que han de comer, ni por lo que han de beber. Todo esto lo busca la gente de este mundo, pero el Padre sabe que ustedes tienen necesidad de estas cosas. (Lc 12:29-30).

Juan 14:1

No se turbe su corazón. Ustedes creen en Dios; crean también en mí (Jn 14:1).

Juan 14:27

La paz les dejo, mi paz les doy; yo no la doy como el mundo la da. No dejen que su corazón se turbe y tenga miedo (Jn 14:27).

Juan 16:33

Estas cosas les he hablado para que en mí tengan paz. En el mundo tendrán aflicción; pero confíen, yo he vencido al mundo (Jn 16:33).

2 Corintios 12:9-10

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2 Co 12:9-10).

Filipenses 4:6-7

No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias, Y que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús (Filip 4:6-7).

Hebreos 13:6

Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda;
no temeré lo que pueda hacerme el hombre» (Heb 13:6).

1 Pedro 5:7

Descarguen en él todas sus angustias, porque él tiene cuidado de ustedes (1 Pe 5:7).

Santiago 1:2-4

Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando estén pasando por diversas pruebas. Bien saben que, cuando su fe es puesta a prueba, produce paciencia. Pero procuren que la paciencia complete su obra, para que sean perfectos y cabales, sin que les falta nada (Stg 1:2-4).

Lee También:

Te ha sido de utilidad?
[Total: 0 Average: 0]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *