30 Versículos de la Biblia sobre la Oración

Versículos Bíblicos sobre la Oración
Versículos Bíblicos sobre la Oración – Reina Valera Contemporánea (RVC).

2 Samuel 22:7

Pero en mi angustia, Señor, a ti clamé; a ti, mi Dios, pedi ayuda, y desde tu templo me escuchaste; ¡mis gemidos llegaron a tus oídos! (2 Sa 22:7).

2 Crónicas 7:14

Si mi pueblo, sobre el cual se invoca mi nombre, se humilla y ora, y busca mi rostro, y se aparta de sus malos caminos, yo lo escucharé desde los cielos, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra (2 Cro 7:14).

Salmos 31:22

En mi angustia llegué a pensar que me habías apartado de tu vista, pero tú escuchaste mi voz suplicante en el momento en que a ti clamé (Sal 31:22).

Salmos 34:17

Clamaron los justos, y el Señor los oyó; los libró de todas sus angustias (Sal 34:17).

Salmos 118:5

En medio de la angustia clamé al Señor, y él me respondió y me dio libertad (Sal 118:5).

Proverbios 15:29

El Señor está lejos de los impíos, pero oye la oración de los justos (Pr 15:29).

Isaías 55:6

Busquen al Señor mientras pueda ser hallado; llámenlo mientras se encuentre cerca (Is 55:6).

Jeremías 29:12-13

Entonces ustedes me pedirán en oración que los ayude, y yo atenderé sus peticiones. Cuando ustedes me busquen, me hallarán, si me buscan de todo corazón (Jeremías 29:12-13).

Jeremías 33:3

Clama a mí, y yo te responderé; te daré a conocer cosas grandes y maravillosas que tú no conoces (Jr 33:3).

Jonás 2:2

Señor, en mi angustia te invoqué, y tú me oíste. Desde el fondo del abismo clamé a ti, y tú escuchaste mi voz (Jon 2:2).

Mateo 6:5-6

Cuando ores, no seas como los hipócritas, porque a ellos les encanta orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para que la gente los vea; de cierto les digo que con eso ya se han ganado su recompensa. Pero tú, cuando ores, entra en tu aposento, y con la puerta cerrada ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público (Mt 6:5-6).

Mateo 7:7

Pidan, y se les dará, busquen, y encontrarán, llamen, y se les abrirá (Mt 7:7).

Mateo 7:11

Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan! (Mt 7:11).

Mateo 21:22

Si ustedes creen, todo lo que pidan en oración lo recibirán (Mt 21:22).

Mateo 26:41

Manténganse despiertos, y oren, para que no caigan en tentación. A decir verdad, el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil (Mt 26:41).

Lucas 6:12

Por esos días Jesús fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios (Lc 6:12).

Lucas 22:46

Les dijo: ¿Por qué duermen? ¡Levántense y oren para que no caigan en tentación! (Lc 22:46).

Juan 14:13-14

Y todo lo que pidan al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo piden en mi nombre, yo lo haré (Jn 14:13-14).

Juan 15:7

Si permanecen en mí, y mis palabras permanecen en ustedes, pidan todo lo que quieran, y se les concederá (Jn 15:7).

1 Corintios 14:13

Por lo tanto, el que hable en una lengua extraña, pida en oración poder interpretarla (1 Co 14:13).

Romanos 10:13

Porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo (Ro 10:13).

Efesios 6:18

Oren en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y manténganse atentos, siempre orando por todos los santos (Ef 6:18).

Filipenses 4:6

No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias (Filip 4:6).

Colosenses 4:2

Dedíquense a la oración, y sean constantes en sus acciones de gracias (Col 4:2).

1 Tesalonicenses 5:17

Oren sin cesar (1 Tes 5:17).

Santiago 4:3

Y cuando piden algo, no lo reciben porque lo piden con malas intenciones, para gastarlo en sus propios placeres (Stg 4:3).

Santiago 5:16

Confiesen sus pecados unos a otros, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es muy poderosa y efectiva (Stg 5:16).

1 Pedro 4:7

El fin de todo se acerca. Por lo tanto, pórtense juiciosamente y no dejen de orar (1 Pe 4:7).

1 Juan 3:22

y recibiremos de él todo lo que le pidamos, porque obedecemos sus mandamientos, y hacemos las cosas que le son agradables (1 Jn 3:22).

1 Juan 5:14

Y ésta es la confianza que tenemos en él: si pedimos algo según su voluntad, él nos oye (1 Jn 5:14).

Lee También:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *