25 Versículos de la Biblia sobre la Obediencia

Versículos Bíblicos sobre la Obediencia
Versículos Bíblicos sobre la Obediencia – Reina Valera Contemporánea (RVC).

Éxodo 19:5

Si ahora ustedes prestan oído a mi voz, y cumplen mi pacto, serán mi tesoro especial por encima de todos los pueblos, porque toda la tierra me pertenece (Éx 19:5).

Levítico 22:31

Cumplan mis mandamientos. Pónganlos en práctica. Yo soy el Señor (Lev 22:31).

Deuteronomio 7:12

Si después de oír estos decretos, los cumples y los pones por obra, el Señor tu Dios cumplirá contigo el pacto que hizo con tus padres y te mostrará su misericordia (Dt 7:12).

Deuteronomio 26:16

Este día el Señor tu Dios te manda que cumplas estos estatutos y decretos. Ten cuidado de ponerlos por obra con todo tu corazón y con toda tu alma (Dt 26:16).

Deuteronomio 28:1

Si tú escuchas con atención la voz del Señor tu Dios, y cumples y pones en práctica todos los mandamientos que hoy te mando cumplir, el Señor tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra (Dt 28:1).

Josué 1:8

Procura que nunca se aparte de tus labios este libro de la ley. Medita en él de día y de noche, para que actúes de acuerdo con todo lo que está escrito en él. Así harás que prospere tu camino, y todo te saldrá bien (Jos 1:8).

1 Samuel 15:22

Y Samuel dijo: ¿Se complace el Señor tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Señor? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros (1 Sa 15:22).

1 Reyes 2:3

Cumple los mandamientos del Señor tu Dios, y no te apartes de sus caminos; sigue sus sendas y cumple con sus leyes y preceptos, tal y como están escritos en la ley de Moisés. Así prosperarás en todo lo que hagas y en todo lo que emprendas (1 Re 2:3).

1 Reyes 3:14

Y si caminas por mis sendas, y cumples mis estatutos y mandamientos, como lo hizo David tu padre, yo te concederé una larga vida (1 Re 3:14 ).

Job 36:11

Si obedecen a Dios y le sirven, Dios les concede días de paz y bienestar (Job 36:11).

Proverbios 6:20

Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre y no abandones la instrucción de tu madre (Pr 6:20).

Proverbios 10:17

El que guarda la disciplina está en el camino de la vida, pero el que descuida la reprensión hace errar (Pr 10:17).

Zacarías 3:7

Así dice el Señor de los ejércitos: Si andas por mis caminos, y cumples con mis ordenanzas, también tú gobernarás mi casa y quedarás a cargo de mis atrios, y te daré un lugar entre los que están aquí (Zac 3:7).

Mateo 7:21

No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos (Mt 7:21).

Mateo 7:24

A cualquiera que me oye estas palabras, y las pone en práctica, lo compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca (Mt 7:24).

Mateo 12:50

Porque todos los que hacen la voluntad de mi Padre que está en los cielos son mis hermanos, mis hermanas, y mi madre (Mt 12:50).

Lucas 8:21

Pero él respondió: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y la ponen en práctica (Lc 8:21).

Juan 14:23

Jesús le respondió: El que me ama, obedecerá mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y con él nos quedaremos a vivir (Jn 14:23).

Juan 15:10

Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor; así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor (Jn 15:10).

Hechos 5:29

Pedro y los apóstoles respondieron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres (Hch 5:29).

Romanos 5:19

Porque así como por la desobediencia de un solo hombre muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno solo muchos serán constituidos justos (Ro 5:19).

Filipenses 2:8

y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte de cruz (Filip 2:8).

Hebreos 5:8

Aunque era Hijo, aprendió a obedecer mediante el sufrimiento (Heb 5:8).

Santiago 4:7

Sométanse, pues, a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes (Stg4:7).

1 Juan 3:22

Y recibiremos de él todo lo que le pidamos, porque obedecemos sus mandamientos, y hacemos las cosas que le son agradables (1 Jn 3:22).

Lee También:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *