25 Versículos de la Biblia sobre el Matrimonio

Versículos Bíblicos sobre el Matrimonio
Versículos Bíblicos sobre el Matrimonio – Reina Valera Contemporánea (RVC).

Génesis 2:18

Dijo además el SEÑOR Dios: “No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea” (Ge 2:18).

Génesis 2:21-23

Entonces Dios el Señor hizo que Adán cayera en un sueño profundo y, mientras éste dormía, le sacó una de sus costillas, y luego cerró esa parte de su cuerpo. Con la costilla que sacó del hombre, Dios el Señor hizo una mujer, y se la llevó al hombre. Entonces Adán dijo: «Ésta es ahora carne de mi carne y hueso de mis huesos; será llamada “mujer”, porque fue sacada del hombre» (Ge 2:21-23).

Génesis 2:24

Por eso el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán un solo ser (Génesis 2:24).

Éxodo 20:14

No cometerás adulterio (Ex 20:14).

Proverbios 5:15

Bebe el agua de tu propio pozo, el raudal que mana de tu propia cisterna (Pr 5:15).

Proverbios 5:18

¡Bendito sea tu manantial! ¡Alégrate con la mujer de tu juventud (Pr 5:18).

Proverbios 18:22

¿Hallaste esposa? ¡Has hallado el bien! ¡Has alcanzado el favor del Señor! (Pr 18:22).

Proverbios 31:10

Mujer ejemplar, ¿quién dará con ella? Su valor excede al de las piedras preciosas (Pr 31:10).

Jeremías 29:6

Cásense, y tengan hijos e hijas; den mujeres a sus hijos, y maridos a sus hijas, para que tengan hijos e hijas; y multiplíquense allá. ¡No se reduzcan en número! (Jr 29:6).

Malaquías 2:15

¿Acaso Dios no los hizo un solo ser, en el que abundaba el espíritu? ¿Y por qué un solo ser? Pues porque buscaba obtener una descendencia para Dios. Así que tengan cuidado con su propio espíritu, y no sean desleales con la mujer de su juventud (Mal 2:15).

Marcos 10:9

Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe nadie (Mr 10:9).

Marcos 10:11

Y Jesús les dijo: Quien se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera (Mr 10:11).

Romanos 7:2

Por ejemplo, por la ley una mujer casada está sujeta a su marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley que la sujetaba a él (Ro 7:2).

1 Corintios 7:2

Pero por causa de la inmoralidad sexual, cada hombre debe tener su propia esposa y cada mujer su propio esposo (1 Co 7:2).

1 Corintios 7:10-11

Pero a los que están unidos en matrimonio les doy este mandato (que en realidad no es mío sino del Señor): Que la esposa no se separe del esposo; pero en caso de separarse, que no se vuelva a casar, o que se reconcilie con su esposo. De la misma manera, que el esposo no abandone a su mujer (1 Co 7:10-11).

1 Corintios 7:39

De acuerdo con la ley, la mujer casada está ligada a su esposo mientras éste vive; pero si su esposo muere, queda en libertad de casarse con quien quiera, con tal de que sea en el Señor (1 Co 7:39).

Efesios 5:22

Ustedes, las casadas, honren a sus propios esposos, como honran al Señor (Ef 5:22).

Efesios 5:24

Así como la iglesia honra a Cristo, así también las casadas deben honrar a sus esposos en todo (Ef 5:24).

Efesios 5:25

Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella (Ef 5:25).

Efesios 5:28-29

Así también los esposos deben amar a sus esposas como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa, se ama a sí mismo. Nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo, sino que lo sustenta y lo cuida, como lo hace Cristo con la iglesia (Ef 5:28-29).

Efesios 5:33

Por lo demás, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo; y ustedes, las esposas, honren a sus esposos (Ef 5:33).

Colosenses 3:18

Ustedes las esposas, respeten a sus esposos, como conviene en el Señor (Col 3:18).

Colosenses 3:19

Ustedes los esposos, amen a sus esposas, y no las traten con dureza (Col 3:19).

1 Timoteo 3:2

Pero es necesario que el obispo sea irreprensible y que tenga una sola esposa; que sea sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar (1 Ti 3:2).

1 Pedro 3:7

De la misma manera, ustedes, los esposos, sean comprensivos con ellas en su vida matrimonial. Hónrenlas, pues como mujeres son más delicadas, y además, son coherederas con ustedes del don de la vida. Así las oraciones de ustedes no encontrarán ningún estorbo (1 Pe 3:7).

Lee También:

Te ha sido de utilidad?
[Total: 7 Average: 5]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *