30 Versículos de la Biblia sobre la Adoración

Versículos Bíblicos sobre la Adoración a Dios
Versículos Bíblicos sobre la Adoración – Reina Valera Contemporánea (RVC).

Génesis 22:5

Entonces Abrahán dijo a sus siervos: «Esperen aquí, con el asno, y el niño y yo iremos hasta ese lugar; allí adoraremos, y luego volveremos aquí mismo» (Ge 22:5).

Éxodo 4:31

Y el pueblo creyó. Y al escuchar que el Señor había visitado a los hijos de Israel y que había visto su aflicción, se inclinaron y adoraron (Ex 4:31).

Éxodo 33:10

Y cuando todo el pueblo veía la columna de nube a la entrada del tabernáculo, se levantaba cada uno e iba a la entrada de su tienda para adorar (Ex 33:10).

Deuteronomio 26:10

Por eso ahora vengo aquí, con los primeros frutos de la tierra que tú, Señor, me diste. Todo eso lo pondrás delante del Señor tu Dios, y delante de él te postrarás (Dt 26:10).

Jueces 7:15

Al oír Gedeón el sueño y su interpretación, adoró al Señor; luego regresó a su campamento, y dijo: «¡Arriba todo el mundo! ¡El Señor ha puesto a los madianitas en nuestras manos!» (Jue 7:15).

1 Samuel 1:28

He venido porque prometí dedicarlo al Señor para toda la vida. ¡Para siempre será del Señor! Y allí adoró al Señor (1 Sa 1:28).

2 Reyes 17:36

Sólo me temerán a mí, el Señor, que con gran poder y con brazo extendido los saqué de Egipto. Sólo a mí me temerán y adorarán, y ofrecerán sacrificios (2 Re 17:36).

1 Crónicas 16:29

¡Tributen al Señor la honra que merece su nombre! ¡Traigan sus ofrendas, y vengan a su presencia! ¡Adoren al Señor en la hermosura de la santidad! (1 Cro 16:29).

Nehemías 8:6

Entonces Esdras bendijo la grandeza del Señor, y el pueblo, con las manos hacia el cielo, respondió a una sola voz: «¡Amén! ¡Amén!» Luego, todos se inclinaron hasta el suelo y adoraron al Señor (Neh 8:6).

Job 1:20

Entonces Job se levantó y se rasgó las vestiduras, se rapó la cabeza en señal de luto, y con el rostro en tierra adoró al Señor (Job 1:20).

Salmos 5:7

Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa; Adoraré hacia tu santo templo en tu temor (Sal 5:7).

Salmos 22:27

Todos los rincones de la tierra invocarán al Señor, y a él se volverán; ¡ante él se inclinarán todas las naciones! (Sal 22:7).

Salmos 29:2

¡Ríndanle la gloria digna de su nombre! ¡Adoren al Señor en su santuario hermoso! (Sal 29:2).

Salmos 86:9

Todas las naciones que tú, Señor, has creado vendrán y se postrarán delante de ti y glorificarán tu nombre (Sal 46:9).

Salmos 95:6

¡Vengan, y rindámosle adoración! ¡Arrodillémonos delante del Señor, nuestro Creador! (Sal 95:6).

Salmos 96:9

¡Adoren al Señor en la hermosura de la santidad! ¡Tiemblen ante él todos en la tierra! (Sal 96:9).

Salmos 99:5

¡Exaltemos al Señor, nuestro Dios! ¡Postrémonos ante el estrado de sus pies!¡El Señor es santo! (Sal 99:5).

Zacarías 14:17

Y sucederá que a las familias de la tierra que no hayan acudido a Jerusalén para adorar al Rey, el Señor de los ejércitos, no les caerá nada de lluvia (Zac 14:17).

Mateo 2:11

Cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María y, postrándose ante él, lo adoraron. Luego, abrieron sus tesoros y le ofrecieron oro, incienso y mirra (Mt 2:11).

Mateo 4:10

Entonces Jesús le dijo: «Vete, Satanás, porque escrito está: “Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás”» (Mt 4:10).

Mateo 14:33

Entonces los que estaban en la barca se acercaron y lo adoraron, diciendo: «Verdaderamente, tú eres Hijo de Dios» (Mt 14:33).

Mateo 28:9

En eso, Jesús les salió al encuentro y les dijo: «¡Salve!» Y ellas se acercaron y le abrazaron los pies, y lo adoraron (Mt 28:9).

Lucas 24:52

Después de haberlo adorado, ellos regresaron a Jerusalén con gran gozo (Lc 24:52).

Juan 4:24

Dios es Espíritu; y es necesario que los que lo adoran, lo adoren en espíritu y en verdad (Jn 4:24).

Hebreos 1:6

Además, cuando Dios introduce al Primogénito en el mundo, dice: «Que lo adoren todos los ángeles de Dios» (He 1:6).

Apocalipsis 4:10-11

Los veinticuatro ancianos se postraban delante de él y lo adoraban, y mientras ponían sus coronas delante del trono del que vive por los siglos de los siglos, decían: «Digno eres, Señor, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas» (Ap 4:10-11).

Apocalipsis 5:8

Tan pronto como lo tomó, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se arrodillaron ante el Cordero. Todos llevaban arpas, y también copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos (Ap 5:8).

Apocalipsis 7:11

Todos los ángeles estaban de pie, alrededor del trono y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes, y delante del trono inclinaron el rostro y adoraron a Dios (Ap 7:11).

Apocalipsis 11:16

Entonces los veinticuatro ancianos que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, inclinaron su rostro y adoraron a Dios (Ap 11:16).

Apocalipsis 14:6-7

Luego vi otro ángel, el cual volaba en medio del cielo. Tenía el evangelio eterno, para predicarlo a los habitantes de la tierra, es decir, a toda nación, raza, lengua y pueblo. Ese ángel decía con fuerte voz: «Teman a Dios, y denle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado. Adoren al que hizo el cielo y la tierra, el mar y los manantiales de agua» (Ap 14:6-7).

Lee También:

Te ha sido de utilidad?
[Total: 7 Average: 5]

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *